viernes, 30 de noviembre de 2012

Entendiendo a David Stern.



Mucho revuelo ha causado, con justa razón, la multa impuesta por David Stern a los San Antonio Spurs de 250.000 dólares a causa de mandar de vuelta a San Antonio, y por ende no alinear ante el Heat en Miami, a Manu Ginóbili, Tim Duncan, Tony Parker y Danny Green, cuatro jugadores importantísimos en la rotación de los Spurs.

David Stern se ha metido directamente en lo relacionado a la facultad de un entrenador para decidir a qué jugador alinear para determinado partido, causando una gran polémica que sin duda quedará en la historia de la NBA.

Lo anterior sería un imposible en prácticamente casi cualquier liga de baloncesto del mundo. Precisamente es un casi porque la NBA es el único lugar donde algo así podría darse.

Trataré aquí de explicar un poco las razones de Stern, que más allá de estar en lo correcto o no, lo hace siguiendo una línea de lo que ha sido su gestión.


El cuidado con los clientes (aficionados).


Guste o no, se quiera aceptar o no, la NBA se mueve como un negocio desde el punto de vista de la organización. Y antes de hacer cualquier crítica puritana referida a esto, se debe considerar que esta es una de las grandes razones por las que la NBA es lo que es hoy en día, una liga gigante y espectacular.
Por lo anterior, debo aclarar que si bien desde mi punto de vista de amante del baloncesto  no estoy de acuerdo con la multa de Stern, la comprendo y al mismo tiempo pienso que en esta historia todos tienen razón desde el punto de vista del que miran la situación y a la vez todos han cometido errores.

Para Stern cuidar y brindarle lo mejor a los aficionados es el camino que la NBA debe seguir, por lo mismo, el consideró un insulto que Gregg Popovic haya mandado para la casa a sus tres mejores jugadores y a otro titular teniendo ya dos importantes bajas en Kawhi Lenard y Stephen Jackson por lesión dejando solo nueve jugadores dispobibles para poder jugar frente al actual campeón de la NBA.

Lo que se vino a la mente de Stern (Y de muchos de nosotros) una vez sabida la desición de Poppovic es que un partido muy competitivo como pintaba el Heat – Spurs se había transformado en un juego aburrido de ver - aunque finalmente no fue así -.

Y aquí es donde está el error de David Stern. Por el enojo se pronunció antes de iniciado el partido sin saber si quiera como este iba a desarrollarse.

Aquí las palabras de Stern previas al juego:

"Pido disculpas a los aficionados de la NBA. Ha sido una decisión inaceptable por parte de los San Antonio Spurs y se tomarán las correspondientes sanciones en breve"

Stern básicamente consideró un insulto la acción de Poppovic antes de ver siquiera el partido cuyo juego desplegado y resultado final terminó siendo mucho más entretenido y ajustado de lo que muchos pensaban dado el personal disponible para los San Antonio Spurs.

Todo se remonta a lo relacionado con los negocios en la NBA. Una acción como esta no tiene impacto solo en un partido o resultado en sí, se afectan muchas más cosas y eso es por lo que vela Stern. Las cadenas de televisión (La gente de TNT estaba furiosa con la noticia), los aficionados que pagan la entrada, los que ven jugadores por televisión y a la misma NBA que suele mercadear mucho estos juegos.

Una de las críticas contra Stern es que esto no es algo nuevo en Gregg Popovic. En la temporada pasada, sin contar los últimos dos partidos de la temporada con todo definido, dio descanso a Tim Duncan en cinco ocasiones para evitar sobre carga en juegos de noches consecutivas y en dos de esas ocasiones dio descanso también a Manu Ginóbili y Tony Parker exactamente como contra Miami. Dichos partidos terminaron en derrotas contra los Portland Trail-Blazers y los Utah Jazz.

Enonces... ¿Por qué ahora los sanciona y antes no?

Aquí un par de razones, que yo creo, que deben hacer la diferencia para David Stern.


Lockout.

A diferencia de la temporada pasada, no tenemos una temporada comprimida a causa del lockout que genere una carga fuera de lo normal de partidos (aunque los Spurs si estaban en una carga de partidos importante).

Importancia del partido.
 
Los partidos antemencionados contra Portland y Utah no tenían si quiera una cercana importancia desde el punto de vista del fan y del merchandising que este contra Miami. Este partido trataba de dos de los mejores equipos de la NBA hoy por hoy y al mismo tiempo de la única visita de los Spurs a la casa del actual campeón de la NBA en toda la temporada a menos que ambos lleguen a las finales.

Al mismo tiempo, este partido era televisado para toda la nación  y había una buena expectativa al respecto en un día con solo un juego además de este.

Básicamente, el juego estrella de la noche era arruinado en “nombres” de los jugadores de los Spurs disponibles de un momento a otro.
Fecha.

Ambos descansos del big three de los Spurs, la temporada pasada, se dieron avanzada la temporada a diferencia de este descanso que se ha dado cuando llevamos muy pocos partidos aún de competición


Hay que tener muy en cuenta el "daño" que se hace a las cadenas de televisión por esta decisión, es cierto que el partido fue muy peleado de todas maneras y los Spurs casi lo ganan pero la NBA también se mueve mucho por los “nombres” de los jugadores y esto tiene un gran impacto en los fans y por ende en la audiencia.

Un fan acérrimo de la NBA vería el partido igual, a pesar de las bajas pero, no todos son así muchos ven la NBA más por jugadores partículares que por los equipos y la política de Stern es cuidarlos a todos ya que estos mismos son los “clientes” que mantienen a la NBA como tal.

Como pequeño ejemplo, el juego era transmitido a Latinoamérica por TNT a través del canal SPACE,  ¿Cómo varía la afición que quiere ver el juego en Argentina si Manu Ginóbili de un momento a otro no está? ¿Y para el resto de Latinoamérica?

Tampoco está de más preguntarse qué pasa con el aficionado de los Spurs o de alguna de sus estrellas que vive en Miami y va al juego con ánimos de ver, probablemente por única vez en el año a los Spurs y sus estrellas y se encuentra con que de un momento a otro ninguno de los tres está si quiera en Miami para el partido. Sin previo aviso, sin posibilidad de devolución de entrada. Lo mismo para los aficionados de Miami que quieren ver a su equipo enfrentado a uno de los mejores de la NBA y del milenio.

Todas son aristas a considerar para ver como la decisión de Poppovic afecta más de solo un juego de baloncesto.

Todos estos temas son por los que vela y debe velar David Stern. Desde el punto de vista del baloncesto, su decisión es sin duda equivocada, Gregg Poppovic tiene el derecho de alinear a quién quiera y cuándo quiera pero, hay que entender que en la NBA influyen muchos más factores que solo el baloncesto.

De todas maneras y considerando todas las aristas, a modo personal, sigo considerando un error de Stern porque no hay regla de por medio. Si quiere evitar esto, pues que haya reglamento sino, es demasiado autoritario sancionar porque sí.

No obstante, al menos creo que entiendo las razones de Stern a pesar de no compartirlas.
_______________________________________________________________________________

Por: Francisco Moroso.
Twitter: @FranciscoM2591

¡Todo feedback (comentario) es bienvenido!

2 comentarios:

  1. Francisco lo ha explicado perfectamente @abrisierra23

    ResponderEliminar